Miles de hogares en Londres se quedaron sin agua el pasado viernes, tras el paso de la tormenta Emma, la cual provocó que las tuberías se quedaran congeladas y explotaran.

Alrededor de 12,000 casas en toda la capital británica se quedaron sin el vital líquido durante más de 36 horas el fin de semana , mientras que en otras muchas hubo inconvenientes de baja presión del agua, debido a los problemas de tuberías causados por el repentino cambio de temperatura.

Thames Water, la empresa encargada del abastecimiento de agua en Londres pidió a los residentes que usaran “la menor cantidad de agua posible” para hacer que las cosas vuelvan a la normalidad”. Anoche, los residentes informaron de que en varios supermerados West Norwood, Forest Hill y Tulse Hill, se habían agotado las existencias de agua mineral.

La compañía también informó esta mañana que se había arreglado una gran fuga y esperaban que el agua comenzara a regresar en las próximas horas. Sin embargo, hay hogares en los que aún tendrán que esperar unas horas más para tener agua.

Algunos colegios en el sur de Londres, una zona especialmente afectada por la falta de agua, se vieron obligados a cerrar a última hora debido a la falta de agua. Anoche, Thames Water instaló dos puestos de agua embotellada en el parque Hampstead Heath, en East Heath Road y Homebase, en Streatham Vale.

Sin embargo, muchos residentes están descontentos ante la mala gestión del problema que está haciendo la empresa responsable. Elle Sarno, una vecina de Southgate, al norte de Londres, dijo que ésta era la quinta vez en un año que tenía problemas con su proveedor de agua, Affinity Water.

“Esta solución no es lo suficientemente buena. Pago 90 libras al mes por el agua y esto sigue sucediendo. No hemos tenido agua durante 24 horas y no nos informan de nada”, señaló.

Noticia con información de: eliberico.com