Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia, ha declarado que su país requiere una nueva consulta de independencia para el año 2020 para que la nación tenga la posibilidad de disponer libremente de sus asuntos internos.

“El Brexit ha demostrado que la única forma de que Escocia esté a cargo de su propio futuro es ser independiente, es por eso que debemos celebrar un referéndum de independencia el próximo año”, acotó este jueves en su cuenta de Twitter.

El 18 de septiembre de 2017, Escocia llevó a cabo un referéndum sobre la independencia del Reino Unido. La mayoría de los escoceses con derecho a voto decidió que su territorio no abandone el Estado británico. Los partidarios de la unión vencieron con una ventaja del 10%.

Por otro lado, ha resaltado que solicitará a Londres la transferencia de competencias necesarias, recogidas en la llamada “Sección 30” del ordenamiento, para que el Parlamento escocés pueda legislar sobre una consulta de esta naturaleza.

Agencias