La semana pasada, la Organización No Gubernamental (ONG) británica Oxfam, creada con el fin de luchar contra la pobreza, se vio envuelta en un escándalo, tras descubrirse que gastaron dinero para la realización de orgías con prostitutas mientras se encontraban trabajando en labores humanitarias en Haití.  En vista de ello, la actriz Minnie Driver, quien era embajadora de la institución, optó por alejarse de sus filas.

La actriz inglesa explicó -a través de su cuenta de Twitter- que todo lo que puedo decir acerca de estas revelaciones terribles sobre Oxfam es que estoy destrozada. Destrozada por las mujeres que han sido usadas por personas enviadas allí para ayudarles, destrozada por la respuesta de una organización a la que llevo apoyando desde que tengo nueve años”.

Además, Driver  sentenció que “sin duda no voy a permitir que los espantosos errores de una organización con problemas me frenen a mí, o a cualquier otra persona, de trabajar con personas buenas en este espacio para apoyar a una población de seres humanos del mundo que necesitan nuestra ayuda”.

Por su parte, desde Oxfam declararon que están agradecidos por el compromiso que mostró la actriz, y que ahora la organización “está más comprometida que nunca a aprender de los errores”.

Noticia con información de: www.eldinamo.cl