El cantante británico Morrissey, ex de The Smiths y siempre controvertido en sus relaciones con la prensa, ha vuelto a soltar una bomba. Esta vez ha sido en una entrevista concedida al diario alemán Der Spiegel, donde asegura que las acusaciones que pesan sobre Kevin Spacey son “ridículas”.

Morrissey desató este lunes una agitada controversia después de defender al actor Kevin Spacey y al productor de cine Harvey Weinstein, quienes han sido denunciados por actos de acoso y abuso sexual.

El popular músico señaló que Spacey ha sido “atacado innecesariamente” y añadió que era ridículo que hubieran “borrado” al actor de una película por estrenarse.

Hasta donde sé, él estaba en una habitación con un chico de 14 años. Kevin Spacey tenía 26 y el niño 14. Cabe preguntarse dónde estaban los padres del niño. Cabe preguntarse si el niño no sabía lo que ocurriría“, dice Morrissey, que a la vez condena la violencia sexual. Sin embargo, apunta que “cuando estás en la habitación de alguien tienes que ser consciente de adónde puede llevar eso” y considera que “Spacey ha sido atacado de manera innecesaria“.

Ese niño es el hoy actor Anthony Rapp, quien vertió la primera denuncia contra el protagonista de American Beauty hace tres semanas. Los hechos supuestamente ocurrieron durante una fiesta en el apartamento de Spacey en Nueva York. Rapp, intérprete de la serie Star Trek: Discovery, acudió a la fiesta solo y era el único adolescente presente en ella, así que cuando se aburrió se metió en una habitación a ver la televisión pasada la medianoche.

Pero el cantante también sembró dudas sobre las docenas de mujeres que han acusado al productor de cine Harvey Weinstein de múltiples hechos de asalto sexual.
La gente sabe exactamente qué es lo que está pasando”, señaló en referencia al hecho de que Weinstein invitaba actrices a su cuarto de hotel. “Y ellas seguían el juego“.
Sin embargo, después algunas de ellas se sentían avergonzadas o rechazadas. Entonces daban la vuelta y decían ‘Fui atacada, fui sorprendida’. Ahora, si todo iba bien y tenían una gran carrera, no hablaban de eso“, agregó.
Más de 50 mujeres, muchas de ellas grandes nombres en Hollywood como Angelina Jolie y Rose McGowan, han señalado al productor por supuesto asalto sexual, acoso, abuso y violación, hechos que ocurrieron durante los últimos 30 años.

Noticia con información de: www.eldiario.es, www.bbc.com