La leyenda checa del tenis y ex número 2 del mundo Jana Novotna, de 49 años, falleció tras una dura batalla contra el cáncer, según informó su familia y la WTA. Tras comenzar su andadura a los ocho años en categorías menores, se convirtió en jugadora profesional a los 19 años, y ganó a lo largo de su trayectoria 24 títulos individuales y 76 en dobles, antes de retirarse en 1999, con 31 años.

La Asociación de Tenis Femenino ha anunciado que Novotna sufría un cáncer muy avanzado y que “murió en paz, rodeada de su familia”. La extenista checa fue ganadora de 17 ‘Grand Slams’: 1 título individual, 12 títulos de dobles y 4 títulos de dobles mixtos.También alcanzó la final de Australia en 1991, un trofeo que se llevó Monica Seles.

La tenista de Brno obtuvo medalla de plata en dobles en los Juegos Olímpicos de Seúl (1988), junto a Helena Sukova, y bronce en individuales y plata en dobles en Atlanta (1996). En 1988 ganó su primera “ensaladera” de la Copa Federación, en 1997 el Torneo de Maestros y en 1998 batió a la francesa Nathalie Tauziat en la final de Wimbledon, para poner el broche a su carrera deportiva.

Ganó a lo largo de su trayectoria 24 títulos individuales y 76 en dobles Pero fue en dobles donde la jugadora obtuvo un buen número de Grand Slam, casi siempre al lado de Sukova, como los dos Abiertos de Australia, tres de Roland Garros, cuatro Wimbledom y tres Flushing Meadows.

Desde 2005, Novotna forma parte de la International Tennis Hall of Fame, de Rhode Island (EE UU). En una de sus últimas entrevistas a medios checos, Novotna reconocía hace dos años, casi tres lustros después de retirarse, que amaba profundamente el tenis. “El tenis me da absolutamente todo y después de estos años me sigue llenado“, se sinceró la jugadora checa, que basó su juego en un agresivo servicio-volea, un estilo actualmente en desuso.

Novotna había perdido en las finales de Wimbledon en 1993 y 1997 antes de ganar el torneo británico tras vencer a Nathalie Tauziat en 1998. Se la recuerda especialmente por llorar en el hombro de la Duquesa de Kent después de perder la final individual de 1993 ante la gran estrella alemana Steffi Graf, momento en el que robó el corazón de miles de aficionados.
“Jana fue una inspiración tanto dentro como fuera de la pista para cualquiera que haya tenido la oportunidad de conocerla”, dijo el presidente ejecutivo de WTA, Steve Simon. “Su estrella siempre brillará intensamente en la historia de la WTA. Nuestras condolencias y nuestros pensamientos están con la familia de Jana”, añadió.

Noticia con información de: www.20minutos.es, www.bbc.com, www.mundodeportivo.com