El Museo de Historia Natural de Londres abrió las puertas a la exposición Life in the Dark, que lejos de permanecer su contenido en las tinieblas, exhibe al público la vida de criaturas nocturnas.

La prestigiosa galería británica convirtió en una verdadera atracción la muestra que estará abierta hasta el 6 de enero de 2019 con el lema ‘descubrir la vida de aquellos animales que viven en la noche’.

Ubicado en South Kensington, céntrico barrio de esta capital, la institución presenta cuotas de misterio a través de seres desconocidos que habitan los mares y las cuevas en medio de la oscuridad.

Los asistentes a la exposición también tienen la posibilidad de acercarse y sumergirse en el ambiente subacuático, espectáculo que le da cabida a un amplio contenido submarino, como sonidos, olores y vistas no expuestas al mundo exterior.

Con esa visión, el público tiene durante estos seis meses la oportunidad de conocer desde criaturas escondidas en ocultas grutas, hasta las más desconocidas especies del fondo de los océanos y animales que viven en los lugares más inhóspitos del mundo y dejarán de ser algo irreconocible.

Los críticos y estudiosos de estos temas del mar afirman que la nueva distracción del museo implica una mezcla de instalaciones inmersas en lo moderno y en lo más tradicional, con especímenes de las extensas colecciones de animales preservados en esta instalación.

De igual manera, la exposición se encuentra ligada a la actualidad, como el suceso del reciente rescate en una caverna de Tailandia del equipo de fútbol de niños que no pasó por alto.

El recorrido sugiere la figura de un maniquí que da imagen a un buzo, en reconocimiento a la difícil labor de los rescatistas.

Con información de www.prensa-latina.cu