En el pueblo de Golspie, en las Highlands escocesas, ha ocurrido un hecho de lo más sorprendente que hasta ahora pocas veces se había visto en el mundo.

Según informa el diario británico ‘The Sun’, una golden retriever, llamada Rio, dio a luz a nueve perritos y uno de ellos es verde. Según explicó la dueña Louise Sutherland , el motivo por lo que puede ocurrir es por un pigmento de color verde o azul que se encuentra en la placenta de las perras, llamado biliverdina.

Su dueña ha decidido llamarle ‘Forest‘ (‘Bosque’ en español). Más allá de lo insólito del hecho y de la increíble imagen, lo mejor es que tanto la madre como sus nueve cachorros se encuentran en perfecto estado. El parto es el último de la madre y los dueños decidieron quedarse con Forest.

Noticia con información de: mundohispanico.com