Un niño de 10 años murió en Irlanda debido a una reacción alérgica causada por una comida de McDonald’s, la cual recibió como regalo, reveló una investigación. Maleek Lawal se enfermó después de comer un envuelto o wrap de pollo, denominado “Peri Peri“, un unos de estos restaurantes de comida rápida en Dublín.

La madre de Maleek le dijo al Tribunal  que su hijo amaba la comida de McDonald’s y siempre la pidió como un regalo, sin saber que eso le provocaría la muerte. El 7 de octubre de 2016, se comió un envuelto de pollo, pero a los diez minutos comenzó a sentirse enfermo.

Rukawat Lawal recuerda a su hijo como “un niño hermoso y juguetón, al que le encantaba leer. Mi corazón está realmente roto por él y no le desearía este dolor ni a mi peor enemigo”. La señora, oriunda de Nigeria, llegó a Irlanda en busca de asilo en el año 2006. Para ese entonces estaba embarazada, Maleek venía en camino.

Desde muy pequeño, Maleek fue diagnosticado con asma y padecimientos alérgicos (eczema). Su madre narra que, en los días previos a la intoxicación ella y su familia se encontraban sin hogar y procurando un alojamiento de emergencia. En ese trágico contexto, estaba buscando una manera de mantener a sus hijos felices.

El fatídico día

“A veces me sentí tan mal por él, tan triste por él, que cuando él pidió algo, tuve que dárselo”, dijo. La madre dejó a sus otros hijos en una peluquería del centro de Dublín y se fue con el niño a McDonald’s, donde pidió hamburguesas, nuggets de pollo y un envuelto de pollo Peri Peri.

Maleek a menudo había comido hamburguesas y papitas, pero nunca la envoltura Peri Peri.  Lawal trajo la comida a la peluquería donde sus otros dos hijos la comieron.

Se comió todo el envuelto. En diez minutos comenzó a sentirse enfermo y pidió ir al baño. Allí, dijo: mami, me siento débil, no puedo caminar”, contó Lawal. Luego, sus labios y su cara se hincharon, mientras su madre corrió en busca de ayuda.

La Brigada de Bomberos de Dublín acudió al auxilio, pero Maleek ya no respiraba y no tenía pulso cuando llegaron. El niño fue llevado rápidamente al Hospital Infantil de Temple Street, donde fue declarado muerto.

La doctora Deirdre Devaney, patóloga, describió la causa de la muerte como un “shock anafiláctico agudo”.

Noticia con información de: www.elciudadano.cl