El gobierno del Reino Unido informó sobre la introducción de un Sistema de Depósito para envases de bebidas, ello con el objetivo de  aumentar las tasas de reciclaje y reducir la cantidad de residuos contaminantes.
Con esta nueva medida, Londres se une a las más de 40 regiones de todo el mundo que optaron por recuperar el hábito de devolver los envases a la tienda y así impedir el abandono de millones de latas y botellas en el medio ambiente.

Cifras publicadas por el número 10 de la calle Downing Street (sede del Ejecutivo) revelan que en el país se consumen 13 mil millones de botellas de plástico al año y más de tres mil acaban abandonadas.

De acuerdo al ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, ‘el plástico está provocando una situación caótica, pues destruye los ecosistemas marinos. Es absolutamente vital solucionar esta amenaza y recuperar los millones de botellas que acaban cada día en el fondo del mar’.

Los detalles del sistema deberán ser definidos en una consulta con todos los agentes implicados, pero el Ejecutivo de la primera ministra Theresa May precisó que en Reino Unido se venderán con depósito todos los envases de bebidas, ya sean de vidrio, metal o plástico.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, aseveró que ‘los Sistemas de Depósito son una forma realmente buena de garantizar que las botellas y latas no terminan en el medio ambiente y ánimo a los Estados miembros a implementarlos’.

En este sentido, hasta multinacionales de la bebida como Coca-Cola, o del comercio, como la líder británica Tesco, se pronunciaron a favor de impulsar los Sistemas de Depósito.

Noticia con información de: Prensa Latina