El secretario general de la ONU, António Guterres, confió este lunes en que la cumbre entre los líderes de EEUU, Donald Trump, y Corea del Norte, Kim Jong-un, permita alcanzar adelantos hacia la paz y la desnuclearización “verificable” de la península coreana.

“El mundo está siguiendo de cerca lo que va a ocurrir en unas horas en Singapur”, dijo Guterres en una breve comparecencia ante los medios para hablar de la cita entre Trump y Kim.

El diplomático portugués alabó el “valor” de los dos líderes y confió en que puedan “romper el peligroso ciclo que creó tanta preocupación el pasado año”.

El objetivo, insistió Guterres, debe seguir siendo “la paz y una desnuclearización verificable”.

“El camino requerirá cooperación, compromiso y una causa común. Inevitablemente habrá altos y bajos, momentos de desacuerdo y duras negociaciones”, advirtió.

En vista de esas posibles dificultades, aseguró que la ONU está lista para apoyar el proceso “de cualquier manera, incluyendo la verificación, si lo solicitan las partes clave”.

“Ellos son los protagonistas”, insistió Guterres, recalcando que Naciones Unidas simplemente ofrece su ayuda y que su único objetivo es el éxito de las negociaciones.

Por ejemplo, indicó que el Organismo Internacional de la Energía Atómica tiene capacidad para aplicar salvaguardas en todo material nuclear para uso pacífico y que la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares podría tener un “papel importante” a la hora de vigilar el anunció norcoreano de una moratoria en las pruebas.

Por otro lado, Guterres hizo un llamado a prestar atención a la situación humanitaria en Corea del Norte y recordó que la ONU está tratando de obtener 111 millones de dólares para dar respuesta a las necesidades inmediatas de seis millones de personas.

Noticia con información de: www.eldiario.es