Donald Trump ha vuelto a levantar la polémica con un nuevo exabrupto. “Tengo a la gente más leal, ¿Alguna vez habéis visto algo así? Podría pararme en mitad de la Quinta Avenida y disparar a gente y no perdería votantes”, dijo el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Este domingo en un acto de campaña en la ciudad de Sioux Center, en Iowa. No es la primera vez que el magnate acapara titulares con declaraciones demagógicas y xenófobas, como su propuesta de prohibir la entrada de todos los musulmanes en Estados Unidos o su acusación de que México envía “drogas y violadores” a través de la frontera.

Trump, lidera los sondeos republicanos en este Estado, en el cual dará comienzo el 1 de febrero al proceso de primarias, además de Nuevo Hampshire y a nivel nacional, hizo esta afirmación un día después de que la influyente revista conservadora National Review publicara una edición especial que es un auténtico manifiesto en su contra.

Fiel a su estilo, despreció los comentarios de la revista por considerar que se trata de una publicación que “muy poca gente lee” y cuya influencia está “en mínimos”, según escribió en su cuenta de Twitter.

Entre las figuras conservadoras que se pronuncian contra Trump en el semanario están Glenn Beck y Brent Bozell, los cuales han apoyado la candidatura del que se ha erigido como su principal rival, el senador por Texas, Ted Cruz.

Trump volvió a cuestionar en su mitin la legitimidad de Cruz para ser presidente por haber nacido en Canadá y bromeó con demandarlo él mismo, aunque después dijo que mejor se ahorra los costes legales porque, dice, que lo vencerá de todos modos.

Ted Cruz, se ha erigido en el último mes como el rival más potente de Trump, nació en Calgary (Canadá), su padre es cubano y su madre estadounidense. Cruz puede aspirar legítimamente a la presidencia porque es ciudadano estadounidense desde su nacimiento porque su madre lo es, aunque él naciera en Canadá.

Nota con información de: Antena 3