Los milagros existen… y es que en el fútbol no hay nada escrito hasta el último minuto, Panamá había convertido un gol, que le permitía meterse en el Mundial de Rusia, por primera vez en su historia, parecían que los minutos eran horas, por eso una abuelita decidió hacer algo, salió corriendo a la cancha y se convirtió en héroe nacional del país.  

Panamá clasificó por primera vez a un Mundial, con un gol de último minuto frente a Costa Rica. Fue así como una abuela ingresó al campo de juego del Estadio Rommel Fernández, fingiendo un desmayo para “hacer tiempo”. 

De acuerdo a lo que informa Infobae, la abuela no dudó en meterse en el medio de la cancha cuando los Ticos presionaban para lograr la igualdad. Cruzó todo el terreno, fingió un desmayo e intentó convencer a la policía que no la sacaran. 

Ya se jugaban los minutos de descuento entre Panamá y Costa Rica. Los medios panameños la apodaron La Fula y se trata de una abuela que se metió en el campo de juego y se hizo la desmayada para que el partido se demore más de la cuenta. 

Finalmente, el partido terminó y ante las cámaras de TV, la señora blanquéo la situación: “No me dio nada, es que la Policía me iba a sacar e hice que me desmayaba de nuevo. Cuando vino me dijo: ‘Tía, ¿qué te pasa?’ y le contesté: ¡Vas para el Mundial carajo, no me pares de aquí!, comentó sobre su diálogo con las fuerzas de seguridad y algunos futbolistas suplentes entre risas. 

Elida de Mitchell se transformó en una especie de ídola nacional por su irrupción en el campo, a tal punto que su cuenta de Instagram aumentó notablemente el caudal de seguidores y cosechó comentarios elogiosos de los panameños. 

“Por emoción me tiré a la cancha para evitar que Costa Rica metiera otro gol. No lo iba a permitir. No pretendía salir hasta que terminara el partido“, aseguró la Fula al medio Panamá América. 

Noticia con información de: ww.eldeportivo.latercera.com, www.bbc.com