El Parlamento de Reino Unido reveló una campaña de noticias falsas contra el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, dirigida a influir en las elecciones de octubre de 2015 en que resultó electo el derechista Mauricio Macri.

Un reporte del Comité de Digital, Cultura y Medios de la Cámara de los Comunes refiere la existencia de pruebas alarmantes sobre la injerencia del consorcio Laboratorios Estratégicos de Comunicación (SCL Group) en los comicios argentinos, refiere el servicio de noticias Sputnik.

El legislador conservador Damian Collins, presidente de esa comisión parlamentaria, alertó recientemente que Reino Unido afronta una crisis de la democracia debido a la manipulación sistemática de datos en el ciberespacio para modificar el comportamiento de los ciudadanos, mediante campañas de desinformación.

De acuerdo con el informe, hace tres años la junta directiva de SCL, casa matriz de la cuestionada compañía consultora Cambridge Analytica, aprobó una operación mediática contra la mandataria argentina.

El documento señala que el 27 de mayo de 2015 se efectuó una reunión en que se debatió sobre la guerra informativa contra el Gobierno argentino mediante tácticas de espionaje con el empleo de oficiales de inteligencia jubilados.

También el uso de cuentas falsas en Facebook y Twitter para la desinformación formó parte de la campaña contra Cristina Fernández diseñada por SCL, que recientemente cerró parte de sus operaciones a nivel mundial como consecuencia del escándalo en torno a Cambridge Analytica.

Esa empresa obtuvo ilegalmente a través de Facebook información sobre más de 50 millones de usuarios de la red social Facebook con los cuales generó acciones de influencia política para favorecer la campaña presidencial de Donald Trump, en los comicios de noviembre de 2016 en Estados Unidos.

También emplearon esos datos para apoyar el triunfo en el referendo efectuado en junio de 2016 en Reino Unido, de quienes apoyaban la salida de ese país de la Unión Europea.

En febrero de este año, la Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido (ICO) comenzó a investigar a Facebook y a Cambridge Analytica.

El 11 de julio pasado Elizabeth Denham, titular de la ICO, anunció la imposición de una multa a Facebook que podría ascender a 500 mil euros, por violar la ley de protección de datos británica y no haber protegido adecuadamente la privacidad de sus usuarios.

Con información de www.prensa-latina.cu