Pasajeros británicos que vuelven de Wuhan en vuelos serán puestos en cuarentena a lo largo de dos semanas. La compañía aérea British Airways ha suspendido todos los viajes directos hacia y desde China continental debido al brote de coronavirus, que ya ha causado más de 100 muertes, extendiéndose por China y al menos a otros 16 países.

Al respecto, el editor de salud de la BBC, Hugh Pym, ha informado que el secretario de Salud de Reino unido, Matt Hancock, ordenó a los funcionarios para ponerlos en cuarentena durante dos semanas, posiblemente en una base militar. Las fuentes han asegurado a la BBC que los británicos que regresan recibirán la mejor atención y asesoramiento médico posible.

Por su parte, Australia planea poner en cuarentena a sus 600 ciudadanos que regresan durante dos semanas en la Isla Christmas, a unos 2.000 km del continente. Japón, los Estados Unidos y otros países de la UE también están repatriando a sus ciudadanos.

British Airways, que opera vuelos diarios a Shanghai y Beijing desde Heathrow, ha anunciado la suspensión de vuelos hacia y desde China continental “con efecto inmediato” hasta el 31 de enero mientras evalúa la situación. Otras aerolíneas, incluidas United Airlines, Air Canada y Cathay Pacific Airways, ya han cancelado algunos vuelos a China.

El virus ha ocasionado 132 muertes en China

La cantidad de muertes por el virus ha aumentado a 132 en China, según corroboró el miércoles la Comisión Nacional de Salud de China (CNS). Se han confirmado cuatro casos en Alemania, lo que lo convierte en el segundo país europeo en reportar enfermos, después de Francia. Los Emiratos Árabes Unidos también han ratificado sus primeros casos del virus en una familia que recientemente regresó a los EAU desde Wuhan.

Un experto de la CNS ha informado de que el brote podría tardar 10 días más hasta alcanzar su punto máximo. Al igual que los virus de la gripe y el SARS, el nuevo coronavirus es un riesgo particular para las personas mayores y las personas con enfermedades preexistentes.

Se cree que el virus, que puede causar una infección respiratoria aguda grave, surgió del comercio ilegal de marisco en un mercado Wuhan, la capital de la provincia de Hubei. No existe una cura o vacuna específica. Sin embargo, varias personas se han recuperado después del tratamiento.

Agencias