Después de que su hija mayor, de seis años, les comunicara su deseo de casarse con  una mujer Africana. Pink está educando a sus hijos con género neutro, de modo que serán ellos los que decidan cuál adoptar cuando estén preparados, sin que su género de nacimiento les identifique en la infancia.

En la era de las redes sociales, la combinación de celebridades y cómo educan a sus retoños ha demostrado ser un cóctel explosivo y que siempre consigue dar mucho de qué hablar: desde los métodos que eligen para pasearlos -cochecito, sillita o mochila portabebés- hasta los colegios a los que les envían o los valores que les inculcan, todo es susceptible de dar pie a una nueva polémica.

Pink está casada con Carey Hart, expiloto de motocross, desde 2006 y juntos tienen dos hijos, Willow (6 años) y Jameson (1 año).

Según comentó en una entrevista con Sunday People, ella y su marido han tomado esta decisión después de que su hija le comentase recientemente que quería casarse con una mujer Africana, ella simplemente le contestó que sería genial, así podría enseñarle a cocinar comida Africana, a lo que la niña replicó, seguro mamá, vamos a vivir contigo mientras preparamos nuestra casa.

Los esfuerzos de la estrella de la música por ampliar las miras de sus hijos -Willow (6) y Jameson (11 meses)- no se limita solo a su hogar, ya que también se extiende al centro educativo que ha elegido para la mayor.

“Estaba en el colegio y me fije en que el baño de preescolar que estaba en el patio decía: ‘Género neutro -para todos’, y tenía dibujo un montón de símbolos. Le saqué una foto y la publiqué junto al título: ‘Progreso’. Me pareció maravilloso, me encantan que se esté incluyendo a los niños en esa conversación“, celebra.

Pink ya había hablado antes de la dificultad de educar a su hija ajustándose a las normas de género durante su discurso en los premios MTV VMAs, donde comentó otra conversación con su hija de camino al colegio, donde la niña le comentó que era la niña más fea que conocía y que parecía un niño con pelo largo.

En un primer momento se preocupó bastante y le dijo que era guapa, pero después le comentó que ella también recibe críticas por su pelo corto o su cuerpo masculino y le hizo una serie de preguntas:

“cuándo alguien se ríe de mi, ¿ves que me deje el pelo largo?

no, mamá,

¿que cambie mi cuerpo?,

no, mamá

¿que cambie la forma en a que me presento?

no, mamá

¿me ves llenar estadios por todo el mundo?

sí, mamá

ves cariño, nosotras no cambiamos, cogemos la tierra y la concha y hacemos una perla, nosotras ayudamos a la gente a cambiar para que puedan apreciar todo tipo de belleza”

Todo un alegato a la aceptación, en un evento al que ambas acudieron con traje y corbata a juego con Carey.

Noticia con información de: www.elespanol.com, www.telemetro.com