En las últimas semanas el temor por los “derretidores de caras” como son llamados en la jerga criminal de las bandas juveniles británicas, ha aumentado, pero ahora la policía británica tiene nuevos datos en la investigación. Podrían estar relacionados al crimen organizado.

El ataque con ácido o “derretidores de caras” es el espantoso nombre para referirse a los agresivos productos químicos con los que, sobre todo hombres jóvenes, atacan a sus víctimas en la capital británica.

Las cifras no son nada alentadoras, tan solo en Londres han aumentado notablemente este tipo de ataques. En 2015 se registraron 129 ataques, el año pasado se produjeron 224.

Ahora la Policía Metropolitana de Londres vincula los ataques con ácido en Londres con el crimen organizado, las fuerzas del orden británicas han revelado que algunos sospechosos de estos ataques están en bases de datos de miembros de bandas.

Ya el Parlamento debate sobre endurecer las leyes con respecto a esto, mientras hace días se detuvo a un adolescente tras cinco ataques con ácido en la capital británica.

Según informa The Guardian, la Policía ha establecido lazos de unión entre las bandas criminales organizadas de la capital británica y los recientes ataques con ácido que se han producido en la ciudad. “Tenemos una base de datos de bandas con unos 3.000 miembros. Cuando hemos realizado comparaciones con estos sospechosos, algunos han aparecido en esta base de datos, así que hay un enlace entre bandas y ataques“, revela el jefe de detectives de la Policía, Mike West.

Los sospechosos de cometer estos ataques están muy relacionados con bandas organizadas que se encuentran en el punto de mira de las fuerzas del orden, destaca The Guardian.

Muchos de estos hechos se han realizado sobre ciclomotores, algo que, según West, “no tiene que ver con ninguna banda en concreto, pero no significa que no puedan pertenecer a una red organizada”.

Noticia con información de www.20minutos.es, http://www.vanguardia.com.mx