El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, acaba de regresar a su país después de una gira de tres días por Canadá junto al primer ministro de la nación, Justin Trudeau. Y uno de los asuntos sobre el que han hablado ha sido el aborto, que se someterá a referéndum en la isla en 2018. 

Trudeau, dijo que el aborto en Irlanda debe ser considerado un “derecho humano” y lo instó a seguir promoviendo su legalización. 

A la hora de trata este asunto, Trudeau, uno de los líderes mundiales más progresistas del planeta –en Canadá es legal el aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual– trazó una simple lógica para determinar que el aborto es un derecho humano. 

En relación con los derechos reproductivos”, declaró en rueda de prensa el primer ministro canadiense, “compartí nuestra perspectiva de que los derechos reproductivos de las mujeres son parte integral de los derechos de las mujeres en general, y que los derechos de las mujeres son derechos humanos, por ello le animé a mirar este asunto como una cuestión de derechos humanos para las mujeres”. 

La Octava Enmienda de la Constitución de Irlanda, aprobada en 1983, reconoce “el derecho a la vida del no nacido y, con la debida consideración al igual derecho a la vida de la madre, garantiza en sus leyes respetar y, tanto como sea practicable, defender y vindicar en sus leyes ese derecho”. 

El Catholic Herald informó que en una reunión de tres días entre Trudeau y Varadkar llevada a cabo el 20 de agosto en el marco “Desfile del Orgullo Gay de Montreal”, ambos líderes conversaron sobre el plan del primer ministro irlandés de celebrar un referéndum en el 2018 a fin derogar la Octava Enmienda de la Constitución irlandesa. 

Discutimos la cuestión del aborto, que sé que es un tema importante para muchos activistas por los derechos de las mujeres en Canadá. Actualicé al primer ministro sobre nuestros planes de tener un referéndum el próximo año para darle al pueblo de Irlanda la oportunidad de eliminar nuestra prohibición constitucional al aborto, si así lo desean”, dijo Varadkar. 

Aunque no es menos cierto que los índices de religiosidad descienden con los años en la isla, y hace pocos años se legalizó el matrimonio homosexual. De hecho, durante esta visita oficial, ambos primeros ministros Trudeau y Varadkar -reconocido homosexual- acudieron al Orgullo Gay de Montreal. 

www.aciprensa.com, www.actuall.com