El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont pidió, este martes en Bruselas, a la Unión Europea (UE) que intervenga para solucionar la situación en Cataluña.

 “¿Van a continuar ayudando a Rajoy en este golpe de Estado?”, sentenció el líder político. Rindió las declaraciones en un acto al que asistieron más de 200 alcaldes independentistas. Puigdemont insistió e que en España “hay presos políticos”. Al mismo tiempo añadió que “el fascismo se manifiesta en España junto a varios partidos, entre ellos, el partido de Gobierno”.

“El fascismo español, ayudado por el nazismo, fusiló a Lluís Companys. No lo vamos a olvidar (…) Hoy, en 2017, este fascismo, con impunidad total, participa en las manifestaciones convocadas por el partido del Gobierno de España. Esto es lo que hay ahora en España, esto es lo que hay ahora en el clan del 155″, declaró Puigdemont.

Aprovechó una vez más para aupar a los independentistas. “La vía de la violencia, de la imposición de la fuerza, jamás. Sólo hay un camino para la república independiente. No nos sirve ningún otro, es la democracia”, invitó.

Sin caer en provocaciones

Por su parte, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno central, respondió a Puigdemont que el Ejecutivo no va a contestar cada “ocurrencia” que tenga.

Además, este martes Hacienda pidió al fiscal del Tribunal de Cuentas que investigue al destituido Gobierno de Cataluña y a las asociaciones ANC y Òmnium Cultural para determinar las responsabilidades por los gastos de la consulta del 1 de octubre y los daños ocasionados en el erario público.

 “Cataluña vive bajo la represión española, bajo dictaduras. Nuestros representantes han sido procesados, forzados al exilio o ejecutados”, tuiteó Puigdemont luego de compartir su discurso en Bruselas.

De su “propio bolsillo”

“Hemos puesto 300 euros y han organizado el viaje”, han confirmado media docena de regidores. Tiene un objetivo claro: hacer ver su versión de la historia en todo el conflicto. “Europa mira hacia otro lado y queremos llamar su atención y que recupere el respeto a los valores fundacionales”, declaró Llovera.
Los alcaldes se tomaron una foto y cantaron el himno con una pancarta que pedía “libertad para los presos políticos”.

(Noticia con información de elpais.es y elmundo.es)