Pequeñas y medianas empresas (Pymes) de Irlanda podrán beneficiarse de un crédito por 300 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para contrarrestar los posibles efectos del Brexit, anunció la entidad.
Según la institución financiera, el préstamo tendrá lugar como parte del plan de inversiones de la Unión Europea (UE), conocido como ‘plan Juncker’, y deberá ayudar a más de cinco mil Pymes, ante los probables impactos económicos de la salida de Reino Unido del bloque regional (Brexit).

Los recursos monetarios serán canalizados por la Corporación Bancaria Estratégica de Irlanda a través de prestamistas comerciales, y tendrán acceso al dinero entidades con un máximo de 499 empleados.

De acuerdo con el reporte, los créditos serían por cuantías desde 25 mil hasta 1,5 millones de euros, con interés anual del cuatro por ciento o menos durante un máximo de tres años.

El ejecutivo irlandés firmó una contragarantía de 23 millones de euros respaldada por la Comisión Europea, mediante el plan de inversión europeo con el objetivo de movilizar créditos por valor de 300 millones para empresas afectadas por el Brexit, detalló el anuncio.

Al decir del vicepresidente del BEI, Andrew McDowell, los dineros podrán emplearse para cubrir requisitos de capital con el propósito de financiar innovaciones o la adaptación de las empresas, a fin de mitigar el impacto del Brexit.

Para la ministra irlandesa de Empresa, Heather Humphreys, el esquema ‘aportará financiación muy necesaria a empresas elegibles afectadas por la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea’.

Noticia con información de: prensa-latina.cu