Hace poco las imágenes de la camioneta del famoso boxeador, Floyd Mayweather, ardiendo en llamas por las calles de Inglaterra, inundaron las redes sociales y medios de comunicación. Resulta que todo fue resultado de una venganza por parte de unos novios enojados.

Un grupo de novios de algunas mujeres que fueron invitadas por el boxeador a la parte VIP de un club nocturno y a la cual no se les permitió el acceso a sus parejas, quisieron darle su merecido al peleador.

Fue así como en la madrugada, los hombres se escabulleron al hotel del millonario para romper los vidrios de la camioneta y echarle combustible, para luego prenderla en llamas.

Afortunadamente nadie salió herido del incidente, sin embargo, es tan sólo una muestra más de que al polémico púgil no le importan las consecuencias cuando de conseguir sus objetivos se trata.

Noticia con información de: