Rafael Ramírez confirmó este martes su renuncia como Embajador Representante Permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Indicó que esta decisión fue tomada a solicitud del mandatario nacional, Nicolás Maduro.

“Debo informar que ayer, 4 de diciembre de 2017, he renunciado, a solicitud del Presidente de la República, a mi cargo como Embajador Representante Permanente de Venezuela ante la ONU“, escribió en su cuenta de Twitter.

Aclaró que fue removido de su cargo por sus “opiniones”. En este sentido, expresó: “me mantendré, pase lo que pase, leal al Comandante Chávez“.

Todas mis opiniones las he hecho honestamente, desde todas las posiciones que he ocupado. (…) estoy comprometido en seguir insistiendo en el seno del Gobierno, en la necesidad de una profunda revisión y retomar el sendero exitoso trazado por el comandante Chávez“, aseguró.

La decisión se debió a las recientes opiniones de Ramírez sobre la actuación de algunos funcionarios públicos y la situación económica del país.

El ex presidente de Pdvsa publicó el 19 de noviembre un escrito en el portal web Aporrea en el que informó que propuso varias medidas económicas al fallecido ex presidente Hugo Chávez y al presidente Nicolás Maduro que no fueron aplicadas por “factores internos”.

Ramírez, quien fungía como representante de Venezuela ante la ONU desde el 5 de enero del 2015, compartió el documento de renuncia en el que señala haber tenido una reunión con el canciller de la República, Jorge Arreaza, en la que aclara que se llevaron a cabo algunos acuerdos tras la instrucción del Presidente.

“Esta decisión resulta muy difícil, pues significa cesar en mis funciones como servidor del Estado Venezolano, especialmente cuando atravesamos una situación de crisis político- económica donde el frente internacional ha adquirido una relevancia extraordinaria. No obstante, ante la decisión del Presidente no he tenido otra opción”, destaca el texto.

Noticia con información de: www.globovision.com, www.el-nacional.com