El presidente del Ecuador, Lenín Moreno, escogió la Consulta Popular y el Referendo, como las figuras a emplear para conocer el criterio de la ciudadanía sobre asuntos de relevancia para el futuro del país sudamericano.

El pliego de preguntas contenidas en el documento, que será sometido a los votantes en los próximos meses, se encuentra en la Corte Constitucional para su respectivo análisis y aprobación, luego del anuncio nacional de los temas, el pasado 2 de octubre.

Siete interrogantes constan en el texto, que según indicó Moreno, se formuló teniendo en cuenta sugerencias entregadas en el Palacio de Carondelet entre el 19 y el 26 de septiembre.

“Sabemos que ahí entregaron su esperanza, sus anhelos, su apuesta por un país mejor. Lo dije ya y lo repito: Esos aportes suyos no son granitos de arena, Aclaro que no! Son semillas que roturarán la tierra para que nuestra nueva Constitución vuelva a nacer fértil”, aseguró el mandatario.

El mandatario también sostuvo que todos los tópicos planteados apuntan hacia un país mejor, pero los priorizados fueron los aspectos más sentidos, “los de mayor trascendencia para fortalecer la democracia”.

Por otro lado, adelantó que algunas de las sugerencias, no incorporadas a la consulta, se convertirán en propuestas de ley del Ejecutivo, o formarán parte de la agenda conjunta con la Asamblea Nacional.

Las interrogantes en cuestión se dividen en cinco incorporadas al Referendo y dos a la Consulta Popular.

Noticia con información de: www.panorama.com.ve