Los servicios de inteligencia rusos hackearon las cuentas de correo electrónico de Yulia Skripal en 2013, de acuerdo con Sir Mark Sedwill, asesor de seguridad nacional británico. 

En una carta enviada al secretario general de la OTAN que fue difundida por el gobierno británico, Sedwill dijo que los rusos tenían un motivo para atacar a Sergei Skripal, padre de Yulia Skripal.

“Sergey (sic) Skripal era un exagente de la inteligencia militar rusa (GRU), convicto por espionaje en 2004. Es altamente probable que los servicios de inteligencia rusa vieran a algunos de de sus desertores como objetivos legítimos para el asesinato. Tenemos información que indica el interés del servicio de inteligencia ruso en los Skripal, desde al menos 2013, cuando cuentas de email pertenecientes a Yulia Skripal fueron blanco de ciberespecialistas  del GRU”, escribió Sedwill.

Sedwill dijo que las autoridades detectaron altas concentraciones del químico Novichok en la puerta principal de Sergei Skripal en Salisbury.

El embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko  en rueda de prensa dijo: “¿Yulia Skripal está viva?”, preguntó en voz alta y con tono irónico antes de añadir que “queremos saber si está bien y qué ocurrió en Salisbury el pasado 4 de marzo porque, al fin y al cabo, ella es una ciudadana rusa a la que debemos proteger, su comunicado de que nadie habla de su parte o de la de su padre, se ha emitido a través de la Policía, nosotros exigimos acceso directo porque es lo que estipula la normativa internacional”.

El embajador quiso dejar claro que el informe de la OPAQ (Organización por la Prohibición de las Armas Químicas) no ubica el lugar de origen del gas novichok identificado como el causante de la intoxicación de los Skripal. “Rusia acabó su programa de armas químicas en 1992, y desde entonces no dispone de ellas”, reiteró el diplomático en repetidas ocasiones.

Noticia con información de: CNN