El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, ha acusado al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de actuar “como un dictador” con sus últimas medidas y ha reclamado la liberación de los “presos políticos” encarcelados en los últimos años.

“Maduro actúa como un dictador de un régimen malvado y ha destruido la economía venezolana, deteriorado los Derechos Humanos y encarcelado a miles de personas”, ha lamentado Johnson en su cuenta de Twitter.

El jefe de la diplomacia británica ha reclamado la liberación de los “presos políticos” y ha pedido “respeto” para la democracia. “Cientos de personas han muerto en las protestas contra las acciones de Maduro”, ha recordado, sin aludir directamente a ninguna de las iniciativas impulsadas por el Gobierno.

Por su parte, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, también ha tachado de “inaceptable” el encarcelamiento de los líderes de la oposición, horas después de la revocación del arresto domiciliario del que se beneficiaban Leopoldo López y Antonio Ledezma. Gentiloni ha advertido de que Venezuela se asoma a la “dictadura” y a una “guerra civil”.

Por otro lado, el gobierno de Reino Unido informó a sus ciudadanos en Venezuela que a partir de este 01 de agosto todo los familiares del personal de la embajada británica fueron retirados.

Asimismo, aconsejó a los ciudadanos británicos abandonar Venezuela por “medios comerciales normales” y señalaron que existe el riesgo de que se interrumpa el transporte. Aseveraron que si la situación política empeora la embajada británica puede estar limitada en la asistencia diplomática

Noticia con información de: www.eleconomista.es