La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) ha desbloqueado la compra de Spark por parte de Roche, que desembolsará 4.300 millones de dólares (3.857,1 millones de euros), según ha explicado en un comunicado.

El regulador británico ha determinado que la unión de ambas compañías no eliminará la competencia en el segmento de los tratamientos para la hemofilia A, por lo que no afectará negativamente las opciones de tratamiento disponibles para el sistema público de salud de Reino Unido, sus doctores y sus pacientes.

“Aunque los tratamientos de terapia genética probablemente compitan con Roche en el futuro, la CMA ha concluido que Spark no es el único proveedor desarrollado un tratamiento de terapia genética y que sus productos no tienen ninguna ventaja comercial o clínica sobre los que están desarrollando otros proveedores”, ha subrayado el regulador.

La compra de Spark por parte de Roche todavía está siendo investigada por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, pro sus siglas en inglés).

Agencias