El gobierno del Reino Unido decidió rebajar a la categoría tercera la alerta terrorista, luego de aceptar las recomendaciones del Centro Conjunto de Análisis de Terrorismo (JTAC por sus siglas en inglés) y del Servicio de Inteligencia Interior del Reino Unido (MI5).

La decisión fue informada por el Ministerio de Interior del Reino Unido a través de la ministra Triti Patel, al señalar que el Reino Unido rebaja la alerta terrorista a su nivel más bajo en cinco años, al pasar de la categoría grave a la de “sustancial”.

Al respecto, la ministra precisó que la decisión se adopta una vez por el Centro Conjunto de Análisis del Terrorismo, instancia que cada seis meses lleva a cabo una revisión formal del nivel de amenaza.

Detalló Patel que a pesar de la rebaja anunciada las autoridades británicas, todos los cuerpos de seguridad se mantienen en alerta, porque un ataque podría producirse sin previo aviso.

Por otro lado, destacó la ministra que el nivel de amenaza se sitúa ahora en el tercer escalafón en una escala de cinco, lo que todavía implica la posibilidad directa o inmediata de un atentado en suelo británico, por lo que exhorta al pueblo británico a mantenerse vigilantes.

El Reino Unido ha estado en diversas ocasiones en el escalafón de alerta, que sugiere que se espera un atentado en forma inmediata. En agosto del 2014 el nivel de alerta había subido de sustancial a severo, el cuarto nivel que designa un atentado como muy probable, esto por los conflictos en Siria e Irak.

No obstante, en el año 2017 la amenaza se elevó brevemente en dos ocasiones a crítica, después del bombardeo del Manchester Arena y luego se redujo a «severo», donde se mantuvo desde septiembre de 2017 hasta la actualidad.

Cabe destacar que el Reino Unido sufrió ese año atentados terroristas en Mánchester y Londres reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Agencias