Reino Unido ha rechazado cualquier tipo de unión aduanera con la Unión Europea tras el Brexit, según una fuente de la oficina de la primera ministra Theresa May en Downing Street.

“No entra en nuestra política estar en la unión aduanera”, dijo un responsable de Downing Street que habló bajo condición de anonimato.

El alcance de cualquier participación británica post-Brexit en la unión aduanera de la UE, que vincula a los miembros a un bloque comercial con aranceles externos comunes, se ha convertido en un tema controvertido dentro del gobierno de May y su partido Conservador.

Si Reino Unido negociase alguna forma de integración de la – o una – unión aduanera tras el Brexit, probablemente evitaría que Londres impulsara acuerdos comerciales con países de fuera de la UE.

Reino Unido ha dicho que quiere asegurar un acuerdo de acceso libre de aranceles sobre el comercio con el bloque como parte del acuerdo general que May está buscando con la UE.

El Partido Conservador está dividido entre los favorables a un “Brexit duro” -salida del mercado común y la unión aduanera- y quienes apoyan un divorcio con acceso al mercado común y a la unión aduanera, la opción que defiende la mayoría de la Cámara de los Comunes.

Noticia con información de: Reuters y El Confidencial