El programa nuclear desarrollado por Corea del Norte llevó al Consejo de Seguridad de la ONU a establecer distintos tipo de sanciones contra el país asiático. Una de ellas prohíbe el comercio de barco a barco que pueda favorecer al Gobierno de Pionyang, pero esa medida ya ha sido quebrada en diversas ocasiones.

Para aumentar el control e impedir ese tipo de actividades, el Reino Unido decidió enviar un tercer buque a aguas de Asia-Pacífico. Se trata del HMS Albion, que se unirá al HMS Sutherland, ya presente en la zona, y participará de ejercicios y entrenamientos conjuntos con sus aliados regionales, detalló The Independent.

Mientras, está previsto que el HMS Argyll llegue a la misma zona en los próximos meses para realizar ejercicios con buques de Australia, Nueva Zelanda, Malasia y Singapur.

Este despliegue, explicó el secretario de Defensa británico, Gavin Williamson, demuestra el “compromiso inquebrantable” con sus “responsabilidades internacionales y con el mantenimiento de la paz, seguridad y prosperidad en la región”.

“Hasta que las palabras de Corea del Norte no coincidan con acciones concretas, el Reino Unido continuará trabajando con sus socios y aliados para mantener la presión y aplicar estrictamente las sanciones, asegurando no solo la seguridad regional sino también la del Reino Unido”, agregó.

El HMS Albion se sumará a los controles del comercio marítimo, que el Gobierno británico cree que representa una fuente de recursos para el desarrollo del programa nuclear norcoreano.

El intercambio marítimo con Corea del Norte ya fue denunciado en los últimos meses. En febrero de este año, el Departamento del Tesoro de EE.UU., por ejemplo, detalló la presencia de 50 barcos que rompieron las sanciones internacionales impuestas contra Pionyang.

Noticia con información de: actualidad.rt.com