Los médicos, enfermeras, dentistas y comadronas que deseen desarrollar su carrera profesional en el Reino Unido estarán exentos de pasar una prueba de inglés cuando realicen su solicitud de visado de trabajo. Desde octubre es suficiente con que presenten un certificado sobre su conocimiento de este idioma reconocido por los principales organismos profesionales, como el OET (Occupational English Test).

OET es un certificado de Cambridge Boxhill Language Assessment, fruto de la colaboración entre Cambridge Assessment English, fundación sin ánimo de lucro de la Universidad de Cambridge, y Box Hill Institute. La prueba es aceptada por los consejos oficiales médicos de Reino Unido desde hace dos años y ahora también recibe el reconocimiento de las autoridades de inmigración.

Con esta decisión del Ministerio del Interior del Gobierno de Reino Unido, se busca “asegurar que los hospitales y los consultorios médicos de todo el país pueden tener acceso al personal que necesitan más rápidamente”, según un comunicado de dicho Ministerio.

“OET supone un gran paso adelante para los profesionales de la salud que quieren desarrollar su carrera en Reino Unido y es de especial interés para los profesionales españoles y portugueses. Ahora el acceso al visado de trabajo y al registro en las sociedades médicas no solo será más rápido, sino que se realizará con la certeza de que estos profesionales de la salud tienen las habilidades de comunicación necesarias para garantizar una atención médica segura y efectiva”, explica Mario Ruiz Legido, Responsable de Reconocimiento de Cambridge Assessment English en España y Portugal.

La popularidad del test OET se ha ido incrementando entre candidatos y empleadores, quienes valoran la capacidad de una prueba específica para la atención de la salud como herramienta para preparar mejor a los profesionales sanitarios en entornos de habla inglesa.

Lo que diferencia OET de otros exámenes de inglés es que está especialmente diseñado para el sector sanitario y, por tanto, se utilizan situaciones reales similares a las que se enfrentan los profesionales de la salud en su entorno diario. Las pruebas de expresión oral y escrita están adaptadas a las 12 profesiones relacionadas con la salud que se evalúan. Así, las pruebas para enfermeros son distintas a las que se proponen para evaluar a un fisioterapeuta.

Agencias