Reino Unido se ha comprometido a no subir las tasas de matriculación a los europeos que inicien estudios en universidades británicas en el curso 2017-2018, incluso si el Brexit se concreta antes de que finalicen su formación.

En algunos de los centros las tasas que pagan los ciudadanos de fuera de la UE son cuatro veces mayores que las que han de sufragar los estudiantes comunitarios.

El precio de las matrículas universitarias y el acceso a becas, será uno de los muchos temas que tendrán que negociar, los Veintisiete con Reino Unido, cuando empiecen a tratar la situación en la que quedarán los residentes europeos en UK y los británicos en el resto de la UE tras el Brexit.

Para dar certidumbre a los universitarios que sopesan estudiar en Reino Unido, las autoridades británicas han garantizado a quienes se matriculen para el curso académico 2017-2018 que no les subirán las tasas y que tendrán los mismos derechos para acceder a becas durante todo el tiempo que duren sus estudios, incluso si estos se prolongan más allá de la fecha en la que se concrete el Brexit, y que no se prevé para antes del 30 de marzo de 2019.

Este compromiso, asumido por el secretario de Estado británico para Universidades, Jo Johnson, figura en el sitio web del Departamento de Educación de Reino Unido y está en plena vigencia, han confirmado fuentes diplomáticas británicas a medios de comunicación ingleses.

Noticia con información de:www.eldiario.es