El Gobierno de Reino Unido informó que adoptará medidas para proteger a los trabajadores de plataformas digitales como Uber y Deliveroo, que incluyen el derecho a tener vacaciones pagadas y a percibir una cuantía cuando están enfermos.

Aunque todavía queda recorrido para que la regulación entre en vigor, el país será pionero en la adaptación de las normas laborales a la denominada ‘gig economy’ o ‘economía de los pequeños encargos’. En España, Ministerio de Empleo, sindicatos y expertos están empezando aún a debatir sobre el tema, mientras la Inspección de Trabajo investiga con lupa a las aplicaciones de reparto de comida a domicilio.

“Seremos uno de los primeros países en preparar nuestras reglas de empleo para reflejar los nuevos desafíos, ha asegurado Greg Clark, el secretario de Negocios británico. Clark ha explicado que se esperan poner en marcha algunas de las recomendaciones realizadas por Matthew Taylor, director de la Royal Society of Arts y ex asesor de Tony Blair, a quien el equipo de Theresa May encargo un exhaustivo informe sobre las prácticas empresariales de las plataformas digitales de la ‘gig economy’.

Además de las vacaciones pagadas, los planes del Gobierno británico incluyen introducir el derecho de todos los trabajadores a solicitar un contrato más estable, una medida que busca proporcionar más seguridad financiera para aquellos con condiciones flexibles. Prevén también multas más cuantiosas para las compañías que son reincidentes en el uso de la fórmula del ‘falso autónomo’.

Sin embargo, los sindicatos y los trabajadores de compañías como Uber y Deliveroo creen que las medidas anunciadas se quedan cortas para evitar el falso empleo por cuenta propia.

Noticia con información de: www.elboletin.com