El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, aseguró que el acuerdo final con la Unión Europea (UE) puede estar listo para octubre, pero advirtió sobre una posible separación sin convenio.

En el caso de que fracasen las negociaciones con Bruselas, el Reino Unido no estaría obligado a pagar la factura del divorcio, fijada en alrededor de 45 mil millones de euros, apuntó el titular en declaraciones a medios de prensa.

“No puede ser que un lado cumpla su parte del trato y el otro no, o que vaya lentamente, o que no se comprometa”

Para Raab, el cumplimiento de las responsabilidades financieras depende de la respuesta del bloque y de la elaboración de un pacto definitivo.

Si la UE muestra el mismo nivel de energía, ambición y pragmatismo que nosotros, el acuerdo final estará listo en octubre, afirmó. “No puede ser que un lado cumpla su parte del trato y el otro no, o que vaya lentamente, o que no se comprometa”, consideró Raab. “Así que creo que necesitamos asegurarnos de que hay alguna condicionalidad entre los dos”.

Raab remplazó como ministro para el Brexit a David Davis, quien renunció al cargo a principios de mes por su desacuerdo con el gobierno en las negociaciones sobre la salida de la Unión Europea (UE).

Asimismo, precisó que viajará el jueves a la capital belga para participar en las conversaciones entre equipos de ambas partes y ejercer presión sobre sus socios europeos.

No obstante, señaló que su país toma medidas como el fortalecimiento de los controles en sus fronteras con vistas a un escenario marcado por la ausencia de un convenio.

Además, aseguró que en las próximas semanas se publicarán documentos que informan a las empresas y ciudadanos afectados sobre los pasos a seguir en ese caso y las acciones que se implementarán en su nombre.

Con información de www.prensa-latina.cu y www.rpp.pe