Reino Unido se acercó un paso más a la legalización del uso medicinal del cannabis luego de que un informe concluyera que hay beneficios para los pacientes, en tanto el gobierno revisa las reglas para permitir el uso de drogas derivadas de la planta prohibida.

La profesora Sally Davies, directora médica de Inglaterra, dijo en el informe que hay evidencia concluyente de que el cannabis puede ayudar a las personas que sufren de dolor crónico, esclerosis múltiple y náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia.

También hay alguna evidencia de que el cannabis puede mejorar el sueño de los pacientes que sufren de apnea del sueño, fibromialgia, dolor crónico y esclerosis múltiple, según el informe.

El Ministerio del Interior de Reino Unido ordenó una revisión sobre el uso médico del cannabis el mes pasado, luego de que funcionarios decomisaron un medicamento contra la epilepsia a un niño de 12 años de edad. Esto provocó un fuerte debate nacional sobre el uso de la droga.

El caso captó los titulares cuando la medicina fue confiscada a la madre del niño en el aeropuerto de Heathrow al regresar de Canadá, donde había comprado el medicamento.

El gobierno, no obstante, se vio obligado a utilizar un poder excepcional para devolverle el aceite medicinal al niño, quien ingresó al hospital con convulsiones.

El mes pasado, Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en legalizar por completo la marihuana, poniendo fin a 90 años de prohibición, y en varios países, incluidos Alemania, Italia y Dinamarca, su uso con una prescripción es legal.

El Consejo Asesor Británico sobre el Uso Indebido de las Drogas considerará ahora en la segunda parte de la revisión si se deben hacer cambios a la clasificación de estos productos en una evaluación del “equilibrio de daños y necesidades de salud pública”.

Durante años, los políticos británicos han luchado por formar un conjunto coherente de políticas sobre el consumo de cannabis, donde poco más del 10 por ciento de la población ha usado la droga en el último año, según las estadísticas oficiales.

Pero la revisión no considerará la legalización de la droga para fines recreativos.

Con información de www.uk.reuters.com