El boxeador Russell Mason de 35 años, le propinó una impresionante golpiza a la que era su novia para ese momento, se trata de Sara Wheatley, la agresión se dio mientras sus hijos dormían en una habitación cercana y después se declaró ser la víctima.  

El rostro de Sara Wheatley ha quedado prácticamente irreconocible después de protagonizar un nuevo caso de Ni una menos. Y es que esta mujer de Reino Unido fue atacada brutalmente por su propia pareja, el boxeador de 35 años Russell Mason. 

Según testigos de Sara Wheatley, Mason la atacó por sorpresa cuando estaba con su celular en el baño. La mujer acababa de acostar a sus menores hijas de 2 y 5 años mientras la familia se encontraba hospedada en un hotel de Brimingham. 

La agresión ha causado fuertes reacciones en las redes sociales, tras conocerse las imágenes de cómo quedó la agredida. La indignación comenzó a crecer cuando el agresor se declaró como víctima de los sucesos y de Wheatley.  

Después del primer ataque, Sara Wheatley no recuerda casi nada del brutal episodio de violencia contra la mujer. A pesar de ello, las fotos que utilizó para denunciar a su expareja ponen en evidencia el maltrato del que fue objeto. 

Cuando me desperté, me arrastró a la habitación y me siguió golpeando“, relató la víctima. 

La condena para Mason luego de la agresión fue de 20 meses de prisión, por parte de la justicia británica en el pasado mes de octubre. Wheatley protestó inmediatamente y lo consideró una mala broma. “Se preguntan por qué la gente no denuncia. Simplemente parece que no hay justicia”. 

Según reveló Zoe Dronfield, una activista en contra de la violencia doméstica, el agresor aseguró que se considera la víctima de la situación. ‘Aseguraba ser un padre separado de sus hijos. Es importante reconocer a los abusadores en estos casos, no es raro que cambien la perspectiva y se victimicen’, reveló. 

Noticia con información de: www.colombia.com, www.trome.pe, www.cronicaviva.com.pe