Una pareja de octogenarios unidos por un amor que nació en plena adolescencia hace 70 años falleció el mismo día en el jardín de su casa en Gales durante la reciente ola de calor del verano boreal, según el informe de la investigación.

Tony Williams, de 86 años, tropezó cuando fumigaba con un herbicida, fracturándose varias costillas. Su esposa Faith, de 87, corrió para brindarle ayuda y también sufrió una caída de consecuencias mortales, en la localidad de St. Donats, en el sur de Gales.

Su hija Ruth, preocupada al no tener noticias suyas, alertó a un vecino, quien los encontró a ambos yaciendo en el suelo. Tony tenía la cabeza apoyada sobre un almohadón y Faith se encontraba tendida a su lado, un 18 de junio en que la temperatura ascendió a 30ºC.

“Es muy, muy triste (…) Todo ello porque papá quiso deshacerse de las malas hierbas, de difícil acceso”, comentó Ruth durante la investigación.

La pareja se casó en 1960. Tony Williams era profesor de Ciencias.

Noticia con información de: Noticias 24