Roger Federer sigue pisando firme en Melbourne y piensa en su siguiente Grand Slam. El pentacampeón del torneo ya está en semifinales del Open de Australia tras superar en el último partido de cuartos de final de este miércoles a Tomas Berdych por 7-6(1), 6-3 y 6-4.

Tomas Berdych, su rival en los cuartos del torneo, le duró el tiempo que tardo el suizo en despertarse. Y se despertó gracias a que el ‘ojo de halcón’ dejó de funcionar con 3-5 y 40-30 para el checo. Federer se enojó de que le dieran un saque directo a su rival cuando había fallado el sistema electrónico.

Desató su ira. Pasó de perder por 2-5 ganar la primera manga en la muerte súbita. Berdych, un sacador nato, se frotaba los ojos por la ocasión perdida y ya no volvió a ser el mismo hasta ceder por 7-6(1), 6-3 y 6-4. Roger le había vencido en 19 de los 25 precedentes y todo apuntaba que volvería a hacerlo.

Eso sí, el suizo se agarró al partido a la perfección, aguantó con su servicio y no dejó escapar la oportunidad que le concedió un Berdych que se hizo pequeño cuando vio lo cerca que tenía el primer set. Entonces, este acabó para él y le hundió de cara al segundo y al tercero.

Roger avanzaba así por decimocuarta vez a las semifinales de un Open de Australia en el que sigue en la puja por su sexto título. Tratará de dejarle sin final la gran sensación del torneo, un Hyeon Chung que tras batir a Djokovic en octavos volvía a mostrar su descaro en cuartos de final contra Tennys Sandgren. El ‘NextGen’ desafiará en la búsqueda de la final a un Federer que sigue con paso firme en busca de extender su dominio.

 

 

Noticia con información de: www.marca.com, www.mundodeportivo.com