La justicia brasileña ha divulgado las grabaciones de una comprometedora conversación entre el ex presidente Luis Inácio Lula da Silva y la presidenta Dilma Rousseff, que presuntamente comprueban que su nombramiento como premier del Ministerio de la Presidencia, tenía el único fin de evitar su detención por el caso Petrobras.

Las grabaciones mostradas por el Juez Federal Sergio Moro indican que la presidenta de Brasil, actuó para que el ex mandatario quedará fuera del alcance de la justicia federal, gracias a la inmunidad parlamentaria que el otorga su nuevo nombramiento como Ministro.

En este momento cualquier acción penal contra Lula da Silva, deberá llevarse a cabo a través del Tribunal Supremo Federal, dejando al Juez que conduce el caso, contra el ex mandatario completamente atado de manos.

El audio difundido por la prensa brasilera se puede escuchar cómo Rousseff le dice al ex mandatario Lula da Silva, que le hace llegar el decreto con la toma de posesión del cargo para que lo utilice “si es necesario”, es decir en caso de que la justicia intentara detenerlo por las acusaciones que pesan en su contra.

Por su parte Russeff negó categóricamente que el nombramiento del ex presidente tuviese la intención de burlar a la justicia brasileña u otorgarle algún tipo de beneficios especiales al ahora Ministro Lula.

Tras la difusión de las grabaciones, varios legisladores opositores, reunidos en la Cámara de Diputados solicitaron la denuncia de la presidenta Dilma Rousseff.

Pero el conflicto se ha trasladado a las calles, ya que unas 2,000 personas se congregaron de manera espontánea frente a la sede de la Presidencia de Brasil, para exigir también la renuncia de Rouseff, mientras que grupos simpatizantes de Lula, también hicieron lo propio, vistiendo camisetas rojas, empuñando la consigna de ¡“no va a haber golpe”!

Noticia con información de: www.entornointeligente.com

Foto: www.elperiodicovenezolano.com