Rusia planea para el 2019 la apertura en Venezuela de una planta de fabricación de rifles de asalto Kalashnikov (AK 47), el arma más letal del mundo que se volvió un ícono de los movimientos revolucionarios apoyados por la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

Algunos calculan en 100 millones las unidades vendidas del fusil AK-47 en el mundo, pero es difícil de verificar, ya que muchas se producen sin licencia

La agencia de noticias RIA dio la noticia citando al exportador ruso de armas Rosoboronexport. En tanto, la agencia de noticias Interfax, también basada en información de Rosoboronexport, dijo que la empresa comenzará a entregar su avanzado sistema de defensa antimisiles S-400 a Turquía en 2019.

Estados Unidos ha expresado su preocupación acerca de que el despliegue planeado del S-400 por parte de Turquía, miembro de la OTAN, pueda poner en riesgo la seguridad de varias armas fabricadas en la nación norteamericana también usadas por los turcos, entre ellas el jet F-35.

Rosoboronexport informó además que usará monedas locales en acuerdos de comercio exterior, en lugar del dólar, según el reporte de RIA.

De acuerdo al diario venezolano El Estimulo, en una nota publicada en 2017, el gobierno de Nicolás Maduro “refrita la promesa de abrir una fábrica de armas Kaláshnikov que hizo Hugo Chávez por primera vez en 2006, y que se repitió luego en 2009, 2011, 2012 y 2015”, en referencia a un nuevo anuncio de dicha fábrica para 2018.

 

Algunos calculan en unos 100 millones las unidades vendidas del fusil AK-47 en todo el mundo, pero es difícil de verificar, ya que muchas se producen sin licencia

En octubre de 2004, el presidente ruso, Vladimir Putin, condecoró a Kalashnikov con la Orden al Mérito Militar. Además de decenas de órdenes y medallas en su país, el padre del AK-47 fue también condecorado en 2006 con la Orden Estrella de Carabobo de Venezuela por el presidente Hugo Chávez.

Con información de www.lta.reuters.com y www.elestimulo.com