La compañía aérea Ryanair cuestiona la legitimidad de la huelga de 24 horas de los pilotos irlandeses para el 12 de julio, ya que sólo 94 de sus 350 pilotos votaron sí, aunque afirma que está dispuesta a negociar durante esta semana antes de que se produzcan los paros.

En un comunicado, la aerolínea de bajo coste publicó un recuento del acta de la asamblea que la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Irlanda (IALPA, por sus siglas en inglés) celebró el pasado 3 de julio, en la que los 94 de los 95 pilotos irlandeses afiliados al sindicato votaron sí a convocar una huelga.

Para Ryanair esta número deslegitima su convocatoria, ya que solo representa un 27% de los 350 pilotos con los que cuenta la empresa en Dublín, mientras que para el silicato sigue existiendo legitimidad porque la votación iba dirigida a los pilotos contratados directamente, y no a los subcontratados.

A pesar del ofrecimiento de Ryanair, IALPA ha afirmado que la única manera de que se desconvoque esta huelga sería con la aceptación por parte de la compañía aérea de once “requerimientos mínimos”, entre los que se encuentra el reconocimiento de la antigüedad como criterio de promoción.

Una muestra de la poca disposición que existe para llegar a un acuerdo, es no ha habido ningún acercamiento durante el fin de semana ni se ha acordado, por le momento un “lugar neutral” para realizar los encuentros. La compañía aérea quiere que las reuniones se produzcan en sus oficinas en Swords, junto al aeropuerto de Dublín, mientras que IALPA quiere que se produzcan en un local alquilado para la ocasión por el propio sindicato.

Noticia con información de: www.eleconomista.es