El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), dio a conocer que este año pondrá a disposición de los pacientes una vacuna que reduce el colesterol “malo”.

Dicha iniciativa se encuentra enmarcada dentro de un ensayo clínico a gran escala tras el cierre del acuerdo con Novartis, laboratorio fabricante de la vacuna.

Esta nueva medicina ha sido bautizado como Inclisiran y puede controlar el colesterol con solo dos inyecciones al año. Un gran paso si se tiene en cuenta que millones de personas en el Reino Unido toman píldoras diarias de estatinas para reducir el colesterol.

La idea de esta vacuna ha sido aplaudida por el secretario de Salud, Matt Hancock, quien ha destacado que esta iniciativa podría salvar 30 mil vidas a lo largo de los próximos 10 años.

Colesterol y su relación con otras enfermedades

Los malos hábitos alimenticios y una vida cada vez más sedentaria han convertido al colesterol en uno de los grandes males de nuestro tiempo. Cuando sus niveles en sangre se sitúan por encima de los 240 se duplica el riesgo de sufrir un infarto de miocardio en comparación con aquellas personas que mantienen sus niveles por debajo de los 200.

El principal problema generado por el colesterol es que, cuando la sangre es ya incapaz de absorber todo la grasa que circula a través del torrente sanguíneo, el sobrante va depositándose en las paredes de las arterias estrechando su diámetro. Hecho que con el tiempo acaba por generar la arterosclerosis.

A través de este mecanismo se permite que el hígado absorba una mayor cantidad del colesterol “malo” presente en la sangre y lo descomponga
Es por esto que el nuevo medicamento se ha desarrollado para que sea capaz de “silenciar” el denominado gen PCSK9. A través de este mecanismo se permite que el hígado absorba una mayor cantidad del colesterol “malo” presente en la sangre y lo descomponga.

Los resultados del medicamento fueron presentados el pasado año ante la Sociedad Europea de Cardiología y revelaron que es capaz de reducir los niveles de colesterol “malo” en un 50% en pocas semanas. El ensayo ha estado dirigido por el profesor Kausik Ray, del Imperial College London.

Los hallazgos del ensayo ponen de manifiesto que el resultado del Inclisiran es similar a una dosis elevada pero segura de estatina. Se espera que el tratamiento pueda administrarse mediante una inyección cada seis meses y podría combinarse con el uso de las estatinas. Los cardiólogos creen que, con el tiempo, estas inyecciones podrían convertirse en la alternativa a las estatinas para los ocho millones de adultos británicos que las toman a diario.

El Departamento de Salud y Atención Social ha pronosticado que este nuevo medicamento podría evitar 55 mil ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares cada año por cada 300 mil pacientes tratados.

Las enfermedades cardíacas son la segunda causa de muerte en el Reino Unido. Un país en el que seis de cada 10 adultos tienen altos niveles de colesterol.

Ahora será el NHS el que invitará a participar en este gran ensayo a aquellos pacientes que no hayan padecido un derrame cerebral o un ataque cardíaco pero que se encuentren dentro del grupo de riesgo para padecer uno. Un requisito que en Reino Unido cumplen actualmente alrededor de 40 mil personas según los datos de las autoridades sanitarias.

Agencias