La modelo Sara Sampaio, uno de los ángeles de Victoria’s Secret, se ha dejado ver en sus redes sociales con dos grandes estrellas del deporte que, además, son buenos amigos: Neymar, futbolista del PSG, y Lewis Hamilton, piloto de Fórmula 1 con la escudería Mercedes. 

Esta vez Neymar ha hecho una escapada a Londres para desconectar, tras el pique con Cavani en el último partido que enfrontó el PSG y al Olympique Lyonnais. En la capital británica se encontró con Lewis Hamilton y ambos disfrutaron de una noche de fiesta en la que no faltaron ni partidas de póker ni modelos de Victoria’s Secret. 

Tal como han mostrado en sus perfiles de Instagram, el futbolista y el piloto disfrutaron de la compañía de las modelos de la famosa firma de lencería, Sara Sampaio, Daniela Lopez Osorio y Barbara Palvin. Y también de la modelo y activista Winnie Harlow. 

A través de una Storie de Instagram, la modelo portuguesa ha compartido imágenes de una noche de fiesta por Londres con los dos deportistas de élite. En una de las fotografías aparece sola junto al crack brasileño, con el texto “nunca le perdonaré por el póker”, con una cara llorando de risa, mientras que en la otra ya aparecen los tres. 

No es ningún secreto que Neymar Jr. y Lewis Hamilton son grandes amigos o, como dicen ellos, “hermanos de otra madre”. Ya es habitual que el brasileño aproveche sus días de descanso para viajar a Inglaterra para ver a su amigo. 

 

Neymar sigue en tendencia   

La ‘guerra fría’ que se ha instalado en el vestuario del PSG entre Neymar y Cavani empieza a mostrar quién está en el bando de cada uno. Después de que la pasada semana hubiera un primer incidente entre ambos a la hora de lanzar un penalti y de que el propio Unai Emery intentara poner paz diciendo que Cavani y Neymar se repartirían las penas máximas, el duelo de este domingo ante el Olympique de Lyon volvió a avivar las llamas. 

En esta ocasión, la polémica no solo vino por un penalti -que lanzó Cavani con Neymar ‘perdonándole la vida’- sino también por un tiro de falta, que también quería lanzar el uruguayo. Cavani se dirigió hacia el balón con la intención de colocarlo a su gusto, pero en ese momento apareció en escena Dani Alves para ejercer de aliado de Neymar y quitarle el balón al uruguayo para dárselo a su compatriota. 

Un gesto que dejó claro que el exazulgrana está del lado de su buen amigo en esta ‘guerra intestina’ que ha surgido de golpe en el seno del vestuario parisino y en la que Cavani tiene todas las de perder. No solo porque Neymar sea el fichaje más caro de la historia del fútbol, sino porque la colonia brasileña es muy numerosa en el vestuario del PSG. 

Noticia con información de: www.sport.es, www.marca.com, www.mundodeportivo.com