El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, en prisión preventiva por el caso Odebrecht, fue condenado a seis años de cárcel por beneficiarse de millonarios sobornos de la constructora brasileña, según sentencia de la suprema Corte de Justicia.

La Corte Nacional de Justicia declaró culpable al suspendido vicepresidente de Ecuador, en el juicio por asociación ilícita con Odebrecht, junto a su tío Ricardo Rivera, y los otros tres implicados: Édgar Arias, Carlos Villamarín y Ramiro Carrillo.

En agosto el presidente Lenín Moreno le retiró las funciones a Glas y desde octubre el vicepresidente está en prisión preventiva, luego de que la Fiscalía así lo solicitara.

Su despacho es actualmente ocupado por María Vicuña, a quien Moreno designó vicepresidenta encargada ante la ausencia de Glas, en prisión preventiva desde el 2 de octubre.

El vicepresidente resultó salpicado esta semana por unos audios sobre el escándalo de Odebrecht, que supuestamente lo vinculan con la trama de corrupción que se fraguó desde la empresa brasileña.

El abogado de Glas, Eduardo Franco Loor, anunció que apelará la sentencia, a la que llamó “bárbara” porque según él viola normas constitucionales, reportó la agencia Andes.

Glas defiende su inocencia y en varias oportunidades ha advertido “que se investigue todo y que se aplique la justicia como tiene que ser”.

Glas, de 48 años, pasó a ser el funcionario en activo de mayor rango en América Latina en ser sancionado por la trama de coimas de Odebrecht, que golpeó los círculos del poder y la política al salpicar a exmandatarios como el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, reseñó AFP.

También hay señalamientos contra el gobernante venezolano Nicolás Maduro y el peruano Pedro Pablo Kuczynski en la región.

El Tribunal impuso una reparación integral por más de 33 millones de dólares que deberán asumir los sentenciados, dijo Andes.

El tío de Glas, Ricardo Rivera, fue detenido en junio pasado por estar supuestamente vinculado con los sobornos de Odebrecht. En su momento Glas sostuvo: “Hay un familiar mío que está siendo sujeto de investigaciones, una vez más, como he actuado toda mi vida, que se investigue todo y que se aplique la justicia como tiene que ser”.

Por su parte Rafael Correa, que ha criticado el proceso contra Jorge Glas y defendido su nombre, asegura que en ese caso hay “persecución”.

“El mundo tiembla: un hombre inocente está en la cárcel“, aseguró en entrevista con CNN, refiriéndose a Glas.

Noticia con información de: www.eluniversal.com, www.cnnespanol.cnn.com, www.eluniverso.com