Shakira y su expareja  Antonio de la Rúa figuran en la lista de la investigación de los Paradise Papers por una supuesta sociedad en Malta y Luxemburgo que movería al menos unos 31.6 millones de euros y que tendría como única titular a la cantante colombiana y que durante cuatro años lideró en ese entonces el argentino.

Todo indica que se trata de un dinero obtenido por los derechos de autor de las canciones de Shakira que “gestiona” en esos dos países con ventajas fiscales. esto de acuerdo con los datos del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Icij). La empresa TurnesolLimited tenía a cargo a De La Rúa quien manejó los activos musicales y los derechos de la que fuera su novia a través de ACE EntertaimentS.ár.l, una subsidiaria registrada en Luxembrugo en 2007.

 

Tal y como recoge el diario El Clarín de Argentina, la cantante figura en los registros como única accionista de la firma maltesa hasta 2016.  De La Rúa estuvo al frente de la empresa entre 2008 y 2011, año en que se separó de la intérprete de “Pies Descalzos”. 

Ahora comencemos a atar cabos. TournesolLimited formó parte de la demanda presentada por De la Rúa después de la ruptura. El argentino le reclamó más de 100 millones de dólares a Shak por los supuestos beneficios que generaron sus negocios “en conjunto”. Tras romper, el abogado de De La Rúa fue Ezequiel Camerini tanto en la firma de Malta como en la de Luxemburgo.

Poco antes de que su nombre apareciera vinculado a los Paradise Papers, Shakira anunció, por motivos médicos, la cancelación del primer concierto de su gira mundial “El Dorado”, que estaba previsto para mañana en la ciudad alemana de Colonia.

“Durante mis últimos días intensos de ensayo he forzado mis cuerdas vocales y desafortunadamente, como resultado, mis doctores me han ordenado un descanso total de la voz que se prolongará unos días para evitar que se produzca un daño mayor”, afirmó la cantante en un comunicado a sus “amigos en Alemania”, publicado en su web.

(Noticia con información de El Clarín)