Boris Johnson está por encima de Jeremy Corbyn, con un porcentaje de trece puntos para ser el primer ministro de Reino Unido tras las elecciones del 12 de diciembre, y si se mantiene esa diferencia porcentual podría tener en el nuevo Parlamento una mayoría de 68 escaños sobre la suma de los de la oposición, que facilitaría la pronta ratificación del Acuerdo de Retirada de la Unión Europea pactado en octubre.

El sondeo de la firma YouGov para el diario ‘The Times’ da a los conservadores 359 diputados, a los laboristas, 211, al Partido Nacional Escocés, 43, a los liberales-demócratas, 13, a los nacionalistas galeses de Plaid Cymru, 4, a los Verdes, 1. La encuesta no ofrece proyecciones de escaños en las 18 circunscripciones de Irlanda del Norte. El anuncio de estos resultados es significativo porque YouGov detectó antes de las elecciones de 2017 que habría un empate en el Parlamento, cuando otras firmas daban una amplia mayoría conservadora y porque a la dimensión de la muestra, 100.000 panelistas, se añade un cálculo de la intención de voto en cada circunscripción, que es esencial en el sistema electoral mayoritario.

YouGov destaca que no es un pronóstico sino una medida de la intención de voto a dos semanas del voto. Comentaristas británicos señalan que la publicación de estos datos podría perjudicar a los conservadores, porque favorecería el voto táctico de partidarios de la permanencia en la UE, al eliminar el riesgo de que el líder laborista, percibido negativamente por una amplia mayoría, llegue a la jefatura de Gobierno.

El mapa que dibujan los resultados proyectados en circunscripciones sugiere que la campaña de Johnson, centrada en la promesa de culminar el ‘brexit’, tiene un impacto mayor que el intento laborista de promover «los asuntos que importan a la gente», sean la austeridad presupuestaria o la sanidad pública. La BBC afirma que los laboristas han decidido cambiar el tono de su campaña en los próximos días.

Los resultados en Escocia se cifran en el modelo de YouGov en la parte baja del número de escaños pronosticado para los independentistas de Nicola Surgeon, aunque ocuparían ocho más que ahora. Con 43 diputados quedarían aún lejos de los 56, de los 59 en juego, que obtuvieron en las elecciones de 2015. Y los conservadores mantendrían contra los pronósticos buena parte de sus 13 diputados.

La inauguración de este modelo por YouGov en 2017 premió a la firma por predecir un Parlamento empatado, pero ni los porcentajes ni los escaños eran exactos. Subestimó el voto de los conservadores por 1,5% y el de los laboristas por 3%. Dio a Theresa May 302 escaños y obtuvo 318, a Corbyn 269 y logró 261. La respuesta del favorito, Johnson, ha sido esta vez evitar riesgos, rechazando más debates y entrevistas difíciles en la televisión.

Agencias