Este martes, 10 de octubre, la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, anunció, en el congreso de su partido, el SNP, que:  “No se trata de si no convocaremos un nuevo referéndum de independencia sino de cuándo”.

Al mismo tiempo, prometió hacerlo una vez que “los términos del Brexit estén claros”, una condición lo suficientemente vaga como para disponer de un amplio margen de maniobra. Si como pide Londres hay una fase de transición de dos años, el Reino Unido no se irá de la UE hasta el 2021.

Presionada por un lado por las bases soberanistas y el sector más radical del SNP (Partido Nacional de Escocia), y por otro por los partidarios de la moderación y la realpolitik, Sturgeon ha optado por una especie de tercera vía. “Siempre abogaremos por la independencia, y nuestro mandato electoral para exigir una consulta es incuestionable. Una vez que se vean las consecuencias del Brexit, el pueblo escocés tiene el derecho a elegir qué futuro desea”.

 La premier escocesa afirmó que “el Reino Unido ha traicionado tres veces a Escocia en tiempos recientes. Primero, con el descubrimiento del petróleo en el mar del Norte, cuando optó por quedarse el dinero en vez de crear un fondo como el noruego. Segundo, cuando respondió a la crisis financiera con la austeridad. Y tercero, con el Brexit, que ha creado enorme incertidumbre y cuyo impacto apenas hemos empezado a vislumbrar”.

En contra de los pronósticos iniciales, la ruptura británica con la UE no ha estimulado el nacionalismo, sino que ha hecho que los escoceses tengan miedo al cambio, se aferren al statu quo y muchos se muestren reticentes a la celebración a corto plazo de otro referéndum de independencia. Por eso Sturgeon, sin renunciar a él, lo ha dejado para más adelante. “Es la hora del pragmatismo y no de la ideología”, señaló.

Sturgeon dio prioridad a los temas económicos y sociales. Anunció una serie de medidas para la mejora de la educación y la sanidad públicas, y puso especial énfasis en la creación de una empresa estatal de energías verdes y renovables que ofrecerá electricidad al precio más barato posible.

Noticia con información de:www.lavanguardia.com