Un hombre de 45 años fue detenido la noche de este jueves en Suecia cuando viajaba en una furgoneta llena de explosivos. Todo ha ocurrido en un control rutinario de tráfico en la autovía que une la ciudad Lomma y Lund, la E6, en la región de Lomma. 

Antes de que se conociera la noticia de la explosión en el metro de Londres, otro incidente llamó la atención desde Suecia, aunque no se ha considerado aún como un problema terrorista. Varios medios de ese país y del resto de Europa se han hecho eco de una operación policial por la cual se interceptó una furgoneta cargada de material explosivo. 

Tras el hallazgo, la policía sueca ha alertado a los expertos en explosivos que han decidido cerrar la autovía en los dos sentidos mientras inspeccionaban la furgoneta. 

Algunos medios locales informan que el detenido, de 45 años, tenía antecedentes. 

Se estima que había 45 kilos de explosivos y el vehículo fue localizado gracias a un control de tráfico en la autopista de Malmo-Lund, cerca de la localidad de Lomma, al sur del país. 

El 7 de abril, 5 personas murieron y otras 15 resultaron heridas en un atentado en la capital, Estocolmo, cuando un camión robado fue embestido contra unos grandes almacenes. 

 

Da un giro en su política 

Suecia se dispone a dar un giro de 180 grados a su política de defensa, marcada tradicionalmente por la neutralidad. Estocolmo ha lanzado esta semana las mayores maniobras militares en 20 años con la participación de más de 20.000 soldados con apoyo de países de la OTAN.  

1.500 militares de Estados Unidos, Estonia, Dinamarca, Noruega, Lituania, Francia y la también neutral Finlandia participarán en la misión bautizada como «Aurora 2017», que incluye maniobras por tierra, mar y aire en el Báltico, el interior del país y la costa oeste y supone un gasto de 61 millones de euros. 

Noticia con información de: www.larazon.es, www.cuatro.com, www.diariocritico.com