El único hotel del mundo diseñado, tanto en el interior como en el exterior, por la famosa arquitecta Zaha Hadid, abrirá sus puertas en Dubái a finales de 2018.

Las 93 habitaciones y suites del ME Dubai se distribuirán a lo largo de 19 plantas, que suman 95 metros de alto dentro del edificio Opus, ya todo un emblema del futurista skyline de la ciudad.

Este revolucionario alojamiento, que se encuentra en el corazón del que será el distrito Burj Khalifa -en el centro de la urbe- también contará con un espacio para la ultra-lujosa Suite ME, así como para 98 apartamentos con todo tipo de servicios, incluyendo cuatro áticos con terraza privada.

Con más de 20,000 metros cuadrados, su perfil está compuesto por dos torres separadas que se conectan dejando un vacío central, lo que arroja unas vistas inesperadas y espectaculares. Con una originalidad impresionante, el diseño de Zaha Hadid reinventa el equilibrio entre lo sólido y lo vacío, lo opaco y lo transparente, y lo interior y lo exterior”, apuntan desde Meliá Hoteles.

Este ambicioso proyecto está planteado para lograr una experiencia de la mayor calidad, lo que se verá apoyado por la gestión del Aura Manager, cuyo trabajo es “conocer la ciudad a fondo para poder utilizar este conocimiento para conseguir un servicio totalmente personalizado”.

En la parte gastronómica, por su parte, ME Dubai tendrá 15 restaurantes, entre los que destaca el premiado ROKA, de comida japonesa contemporánea al estilo robatayaki -una especie de barbacoa tradicional del país-.

El chef Rainer Becker, ideólogo del proyecto, se ha encargado de la decoración del interior junto con el conocido diseñador Noriyoshi Muramatsu, del tokiota Studio Glitt, asegurando que, incluso en sus locales de restauración, la atención al diseño estará cuidada al detalle en la primera incursión de la cadena española Meliá en la ciudad.

Noticia con información de: www.el-nacional.com