“Reputation” es el esperado nuevo álbum de Taylor Swift, que estará a la venta en menos de un mes, y la estrategia de marketing de la cantante estadounidense ha sido un poco confusa.

Videos en Instagram desgranando, vistos en miniatura, conformaban una serpiente; o cuando hizo sombra al lanzamiento del último clip de Katy Perry publicando el mismo día ‘Look What You Made Me Do’, o cuando soltó el micro con el enorme vídeo de ese mismo single.

Al igual que ya hizo en distintos puntos del planeta antes del lanzamiento de su anterior álbum, ‘1989’, este fin de semana la cantante Taylor Swift quiso organizar un evento muy especial para sus fans en su casa de Londres, durante el que estos pudieron escuchar en exclusiva su próximo disco.

Sin embargo, tras lograr de manera rotunda el número 1 en EEUU y, por vez primera, en UK con esa canción, no ha seguido dando que hablar como se suponía, ni por sus obras (‘…Ready For It?’ ha sido la única canción nueva presentada tras ‘Look What You…’ y su repercusión ha sido discreta), ni por sus actos.

“¡Miren a este ángel! Taylor Swift, siempre has sido mi mejor amiga, gracias”, escribía uno de los invitados en Londres junto al hashtag #reputation secret sessions.

“‘Vamos a posar todos poniendo morritos y con los brazos cruzados’. He tenido la oportunidad de conocer a Taylor junto a mi mejor amiga, y de alguna forma no podría desear nada más”, apuntaba otro junto a una simpática estampa.
Nunca podría agradecerte lo suficiente lo de anoche. Ha sido realmente un sueño hecho realidad. La mejor noche de mi vida, te quiero muchísimo”, añadía otra admiradora.

Pero eso no fue todo en el ocupado fin de semana de Taylor. La estrella de la música también grabó parte de su siguiente videoclip en las calles de la capital, en concreto dentro de un taxi y de uno de sus característicos autobuses de dos pisos. Además, también se la vio recorriendo en moto el Puente del Milenio mientras las cámaras la grababan de cerca. Quizás la más curiosa de todas las localizaciones que eligió para rodar fuera el barrio de Kentish Town, en el norte de Londres, donde visitó un pub local y una tienda de kebabs.

Noticia con información de: www.jenesaispop.com, www.laraza.com, www.elmundo.es