El técnico de la selección de Irán, Carlos Queiroz, ha instado a la Federación Internacional de Federaciones de Fútbol, la FIFA, a intervenir después de que el gigante deportivo Nike anunciara que no proporcionaría botas de su marca a los jugadores iraníes para el Mundial de Rusia 2018 debido a la decisión de la Administración Trump de volver a imponer sanciones contra la República Islámica.

Las sanciones económicas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso a Irán hacen que los jugadores de la selección de ese país no puedan usar botas de la marca Nike en el Mundial de Rusia 2018. Según dijo el fabricante de ropa deportiva Nike, “las sanciones implican que, como empresa estadounidense, no podemos entregar calzado a ninguno de los jugadores de la selección nacional iraní”.

La medida fue recibida con incomprensión por los iraníes. “Es una ofensa a Irán y por eso mandaremos un escrito a la FIFA, para protestar contra esta decisión de Nike”, dijo el entrenador de Irán, el portugués Carlos Queiroz, en las cercanías de Moscú, donde se está preparando el equipo de cara al Mundial.

Los jugadores se acostumbran a su equipamiento deportivo y no es correcto cambiarlo una semana antes de partidos tan importantes“, aseveró Queiroz en una sesión de entrenamiento en las afueras de Moscú, citado por la agencia IRNA. “Instamos a la FIFA a que nos ayude en este asunto“, agregó el entrenador portugués.

Asimismo, un informe de Reuters publicado el 30 de mayo citó a un portavoz de Nike que señaló que ninguno de los jugadores iraníes llevará botas de la marca, pero que esta circunstancia “no tiene relación con ninguna situación política”.

Las camisetas de la selección iraní son de marca Adidas, la compañía alemana considerada el principal rival de Nike. A los jugadores del combinado asiático se les permite utilizar botas de la casa que prefieran, pero ahora los futbolistas iraníes patrocinados por Nike no podrán calzar sus botas habituales debido a la prohibición.

El boicot afecta incluso al delantero iraní nacido en Suecia Saman Ghoddos. El jugador del Ostersunds, patrocinado directamente por Nike, se verá obligado a calzar unas botas de otra marca.

Queda por ver si los jugadores consiguen las botas para el Mundial por otra vía. Estados Unidos abandonó a principios de mayo el acuerdo atómico con Irán, con lo que volvieron a regir duras sanciones económicas contra ese país. Irán se enfrenta en la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018 a Marruecos, Portugal y España.

 

Noticia con información de: actualidad.rt.com, www.marca.com