Para el próximo año 2016, Strategy Analytics destaca que la financiación de los smartphones a través de fórmulas como el leasing será la norma, que Indonesia se sumará a La India como el próximo gran mercado de smartphones después de China, y que los smartwatches van a sobrepasar a las pulseras creadas especialmente para el fitness.

De acuerdo con un información reciente publicada por Strategy Analytics, al menos tres grandes tendencias marcarán la evolución del mercado de dispositivos móviles a lo largo de 2016.

Por un lado, los programas de financiación de smartphones y de alquiler con opción a compra en algunos países serán la norma en 2016. En este sentido, los programas puestos en marcha por los fabricantes de equipos, como el Apple iPhone Upgrade Program y ZTE SmartPay, irán ganando fuerza en los Estados Unidos y posteriormente se aplicarán en otros mercados. Apple y ZTE se encuentran entre las primeras grandes compañías en utilizar la financiación directa para impulsar las ventas o mejorar la fidelidad del cliente. Esta presión por parte de los fabricantes llevará a las operadoras a tener que responder con sus propios programas de financiación y fidelización a clientes. Un ejemplo de ello lo tenemos en Movistar, que cuenta con programas de financiación, como el recientemente lanzado Siempre Nuevo.

Por otro lado, Indonesia se unirá a La India como el próximo gran mercado de smartphones después de China. A medida que el crecimiento de China se desacelera, los proveedores de smartphones buscarán seguir creciendo en otros países emergentes, como India e Indonesia, que juntos representarán el 13% de todos los terminales suministrados a nivel mundial el próximo año. Se espera que India superará a Estados Unidos como el segundo gran mercado de smartphones en 2017, y que, junto con Indonesia, serán los mercados de terminales de más rápido crecimiento entre 2016 y 2020. Strategy Analytics predice asimismo que la fabricación de algunos smartphones y componentes se trasladará de China a la India e Indonesia durante los próximos años, impulsado por una mayor cercanía a estos países con mayor demanda.

Finalmente,  el Apple Watch será un accesorio relativamente popular entre los propietarios de smartphones en el cuarto trimestre de este año y en 2016, cuando se presente la próxima generación de modelos de smartwatches. Se prevé que las ventas mundiales de smartwatches crecerán un 57% en 2016, mientras que las pulseras de fitness crecerán sólo un 8% el próximo año.